sábado, 28 de junio de 2008

Coloquio Tecnológico en Peñalolén

Realicé un taller de los que llamo Coloquios Tecnológicos con un grupo de personas ligadas al alcalde Claudio Orrego o a la comuna de Peñalolén. Fueron 5 sesiones presenciales y utilizamos un blog cerrado como sitio de compartir en la red y cada uno de los participantes creó un blog personal público de exploración y experimentación.

Aparte de aprender de la tecnología de redes sociales, blogs y herramientas diversas, disponibles la mayoría de ellas en forma gratuita en la red; donde se centró la dinámica fue en la conversación abierta y franca en un espacio de confianza, del tipo de espacios sagrados que los coaches habitúan instalar en sus conversaciones con sus coachees.

Ese espacio de conversación, que nace y se genera del fenómeno de escribir en un blog personal público, emerge como una instancia muy personal e incluso íntima de intercambio.
Quizás lo más notable que surgió ahí fue el testimonio de una profesional del periodismo, que expresó que abrir un blog personal le producía más pudor que desnudarse en un evento Tunick, al que de hecho ella había asistido en Santiago y adonde se había desnudado.

Escribir en un blog, digo yo, saliendo de esa experiencia, que no es única, pero que ilustra con fuerza las características del fenómeno blog, requiere coraje, especialmente al principio. Escribir en un blog personal no es fácil, salvo que uno escriba como los periodistas escriben en los medios donde hablan de cosas que no les tocan necesariamente en lo personal y donde la identidad del periodista, es casi invisible.

Contar el cuento del origen de los textos publicados y luego escuchar de cada miembro del grupo decirle al autor como le llegaba lo leído, resultó y resulta ser, una instancia de encuentro, de cercanía de los miembros del grupo, de experimentar la acogida de la diversidad, de aceptar voces en pro y en contra, básicamente de validarse públicamente como voz válida y digna de ser escuchada por la audiencia que sea que sintonice con uno; resultó ser una experiencia notable, que fue calificada por las personas del grupo como terapéutica incluso y sin duda de estrechamiento de los vínculos emocionales del grupo.

Finalmente el reporte del sujeto del feedback ratificaba lo importante de la experiencia y lo significativa que había sido.

Los blogs cerrados se abrían y el despliegue de la persona en ese espacio público se disponía en forma mas distendida.

Yo se que los blogs son potentes, cuando la audiencia valida y alienta al autor a ir más allá; es un fenómeno humano natural. El apoyo explícito, el ánimo a seguir, el aprecio, son todas energías humanas que alientan el desarrollo personal y promueve la contribución a la comunidad. De ahí también la importancia de los comentarios en los blogs.

Agradezco a los participantes su entrega y compromiso, y debo señalar que salí de ahí con nuevos amigos fruto de haber compartido una memorable experiencia de humanidad.

Y gracias Claudio por acoger la iniciativa.

Ahora, lo que viene es desde ese conocimiento y experiencia, visionar las iniciativas de aplicación de redes sociales en la comuna, para impulsar el poder que ello conlleva e iniciar el proceso de capacitación y movilización que sean necesarios.

5 comentarios:

Daniela Valdebenito dijo...

Gracias por entregarnos las llaves de un mundo que no tiene fin. En lo personal fue una invitación a mirar por qué pude desnudarme en público sin problemas y a la hora de expresarme en un blog la cosa se me pone difícil… Pero estoy avanzando.
Fue increíble ver cómo construimos un espacio para compartir muy único. Con la combinación perfecta de ciberespacio con cara a cara. Disfruté conocer el punto de vista de otros y me recordó que una de las cosas que me impresionó cuando vi el documental La Batalla de Chile de Patricio Guzmán, es que cuando salía a hacer consultas callejeras toda la gente tenía opinión, argumentos, reflexión…Cuando la vida laboral me ha llevado a hacer lo mismo, pocas veces encuentro gente dispuesta a dar una opinión, un punto de vista... Tal vez este es un espacio para recuperar la expresiòn...

Te cuento que quedamos ya de acuerdo para aprovechar este conocimiento con vecin@s de Peña. Te iremos contando en qué estamos.
Te agradezco nuevamente la entrega, el compromiso, el espacio y quedamos pendiente para otro encuentro cercano de tercer tipo con los que quieran compartir..

Un abrazo

Daniela

Erika Contreras dijo...

Interesante experiencia, se me ocurre que podríamos replicarla y porque no con las personas con parkinson?
Un abrazo
Erika

Cristián Echeverría Moya dijo...

Gabriel,
Agradecimientos infinitos a tí, claudio y las estrellas por alinearse para que nosotros tuvieramos la oportunidad de conocer desde la experienca la potencialidad de blogs que finalmente se tradujo en compartir un espacio íntimo. Tu calidez humana, tu forma de explicar, sacar tripas y ponerlas en la mesa para generar esta dinámica de confianza es algo con lo que me quedo guardado?...no, todo lo que moviste en cada uno de nosotros nos permitió y nos permitirá difundir y multiplicar lo que pudimos vivir en este blogger coach.
Ya estamos trabajando para replicar en terreno en peñalolén con un proyecto que será de gran impacto para todos. El grano de erena que nos dijiste querías aportar, se convertirá en una camionada de arena en el mediano plazo.
Un abrazo afectuoso y agredecido por siempre por tener la oportunidad de conocerte y exprimir sanamente tus conocimientos.

Claudio Orrego dijo...

Gabriel: Gracias infinitas a ti por tu entrega y compromiso. Son tantas las personas que ofrecen pero luego no pueden cumplir. Tu no sólo lo hiciste desde el punto de vista técnico, sino que lograste transmitir la pasión por lo que haces y por este maravilloso mundo que se abre.
Espero que el otro año, te podamos reclutar (esta vez pagado) para hacer un curso abierto a la comunidad de Peñalolén, especialmente los dirigentes sociales.
Una vez más, infinitas gracias y sigue adelante en tu verdadera cruzada...en la cual ya nos tienes de compañeros de cordada.
Un abrazo lleno de afecto
Claudio Orrego

Gabriel dijo...

Gracias Claudio, Daniela y Cristian; para mi fue una experiencia muy rica en lo humano y de gran aprendizaje. Espero sigamos haciendo cosas en estas líneas de desarrollo de las capacidades de las personas o ciudadanos.
Un fuerte abrazo a todos.