martes, 22 de mayo de 2007

Siguiéndole la pista a los blogs

Los mails me llegan aunque yo no los pida; vienen a mi, ahora incluso por mi palm; ya se instaló en nuestras prácticas esto del mail; hay gente que vive pegada al mail y gente que está en la zozobra, pues no se la pueden con todos los mails que les llegan y responden muchas veces poco y mal, al punto que los andan pelando de mal educados.

Así están las cosas.

Los blogs en cambio, tengo que ir a ellos. Y si no tengo una herramienta que me ayude, nunca me entero de lo que está pasando y salvo que me tropiece con uno por casualidad, no los estoy viendo.

Yo uso el Reader de Google. Si, dejé Bloglines. Le enseñé a mucha gente a usar Bloglines, una herramienta de suscripción a blogs, que sigue dando sus prestaciones bien, pero es que Google la sabe hacer.

Si vengo usando Bloglines, migrar al Reader de Google es muy simple, pues me permite “importar” todas mis suscripciones desde Bloglines, de una.

Aquí yo llevo todos los blogs que quiero saber cuando publican algo nuevo, y pasearme por ellos de forma rápida y ordenada.

Guardo los blogs ordenados en carpetas por categorías de intereses o por el orden en que quiero verlos por la razón que sea. Una diferencia con Bloglines es que aquí tengo que apretar un botón después de leer uno, para que me lo guarde como leído, esto en Bloglines es automático (capaz que se pueda configurar Google así; no lo he encontrado aun).

Dos cosas me decidieron a venirme a Google /reader, aparte de que algo tiene Google en la forma simple y fácil de usarse, que no deja de sorprenderme:

Una, es que me permite de una forma muy fácil, enviarle mails a personas para que vean un post que pienso les interesará. Yo uso Gmail de Google, así que quizás eso me facilita el ir a buscar las direcciones de correo, al toque.

La otra, es que me provee una herramienta en la forma de una ventana, que pongo en el costado de mi blog, donde al toque, haciendo un solo clic en una entrada que me llama la atención, hago que aparezca en mi blog un link a ese post que quiero recomendar a mis visitantes.

Seguirle la pista a los blogs es un asunto distinto a seguir los mails; es menos irruptivo; yo voy a ellos cuando yo quiero; no me están presionando de responder o comentar altiro; los mails si; los mails serán o seguirán siendo para las cosas urgentes, que debo ver, ya.

Y Google, la lleva, por su manera de ofrecer servicios en que como que supieran hacerlo, pensando pero muy seriamente en ti y como facilitarte las cosas. Genial.

Ref.:
www.bloglines.com
www.google.com/reader

5 comentarios:

Andrés dijo...

Gabriel,

Yo también uso Reader de Google y me sumo a tu recomendación.

Me llamo la atención tu reflexión acerca de cómo se exige que respondamos nuestros mail de manera instantánea.

Raúl Herrera L. dijo...

Gracias Gabriel.
Gracias a tu recomendación, también me cambié a Reader, incluso después de pasar por bloglines y después por netvibes
Saludos

Gabriel dijo...

Pepe me recomienda este video respecto al tema de RSS o suscripcipon a blogs.

cristian sepulveda dijo...

Yo tambien uso reader de Google:

Gabriel, en Settings -> Preferences, marca:

Scroll tracking
In expanded view, mark items as read when you scroll past them.

Así, con solo mirar el post lo marca como leído, muy útil.

Con respecto al mail, a pesar de que es ampliamente usado, no hay una cultura de usar mails, casi nadie respecta a cabalidad la convención de Para:, con Copia: o BCC:. también está eso de que se exige respuesta Inmediata.

Lo otro que a mi parecer es grabe, que pasa generalmente al interior de las empresas, que con solo enviar un mail solicitando algo, se asume que el receptor ha aceptado la responsabilidad de hacerse cargo de la petición y responder a la brevedad, no dejando espacio para rechazar o diferir tal petición.

Los blogs tienen la gracia que filtran a los no interesados o interesados en el tema de los REALMENTE interesados, que son quines generalmente dejan su comentario…

Miguelángel dijo...

Hola gabriel :
Siguiendo los consejos de mi maestro, ya hice el cambio, por oitra parte, bloglines, me dió algunos dolores de cabeza, un saludo afecuoso