martes, 1 de agosto de 2006

El tema de la identidad

Buena me pareció la presentación del concepto de identidad que hizo el Leo ayer.

Si me para un carabinero y quiere saber quien soy yo, me pide el carné de identidad. Me imagino que con eso sabe bien quien soy yo e incluso la modernidad le podría permitir saber si soy buscado por la policía por alguna razón.

Al pasar por policía al salir o entrar a un país, me piden el pasaporte. Misma cosa, con ese número y ese nombre podrán rastrearme en las bases de datos para ver si tengo impedimentos de algún tipo.

Al presentarme en una reunión de negocios, mi tarjeta de visita hace las veces de identidad. Ahí dice quien soy yo, que tiene que ver con donde trabajo y que cargo tengo o cuanto poder tengo, y al mismo tiempo entrega mis coordenadas para futuros contactos.

En la red en cambio quien soy yo está en mi blog bien representado. Álvaro Fischer recibe el primer comentarios de alguien distinto a su coach en el tema del blog, a su hija o a su mujer; aparece Andrés Alemany comentándole en este post.
Álvaro le contesta de la manera automática que conoce: busca en el profile que está detrás del nombre de Andrés, la dirección del mail y le responde en el único contexto del texto leído; no sabe nada mas de Alemany.
Sin embargo a posteriori mirará el link al blog de Andrés Alemany y se sorprenderá de todo lo que recibe de la identidad de Andrés y mas que nada por los contenidos e historias con que se encuentra. La identidad de Andrés Alemany se configura de tal manera ante Álvaro, que siente una clara sintonía y curiosidad, y va y le comenta en su blog haciendo referencia a la visita de este a su blog y de seguro ya se sentirán bastante conectados a tal punto que veo que Andrés a vuelto a comentarle a Alvaro en otro post.

Claramente en este mundo de redes al que nos estamos moviendo, nuestra identidad estará fuertemente puesta en nuestro blog (o blogs). Y de una manera que puede contener tal riqueza de matices que las relaciones que a partir de ello se puedan producir tendrán una riqueza que ya he visto, nos pueden sorprender.

1 comentario:

Febunba dijo...

¿Habrá orden de arraigo para la chica de los crespos dorados?
Pregúntale como subsistimos un invierno en las altas cumbres...