sábado, 24 de diciembre de 2005

Yo y mi blog, a ser parte de una Comunidad

Las personas que tienen blogs lanzados al cyberespacio, es muy probable que estén como esperando que algo pase; como por ejemplo, que aparezcan infinidad de personas que les visiten, les comenten y sentirse parte de algo, o simplemente sentirse valorados o queridos.

Pienso que el tema central que se les viene es la inserción en algún tipo de Comunidad, que funcione.

También es muy probable que esa comunidad no esté a la vista, puede que ni siquiera exista, por lo que habrá que esperar a que surjan los líderes que impulsen su articulación. Quizás deben ponerse a pensar que como precursores que son al estar ahí presentes con su blog, tengan que preguntarse por sus habilidades de lider vivas o dormidas, y ponerse a trabajar para iniciar una comunidad de algún tipo.

Hay personas que pueden articular una comunidad por si solos. Pienso en el blog de Julio Martinich, Musica pa la piña, que puede movilizar sin querer queriendo toda una comunidad que siga su blog y muchas veces sin siquiera regalarle comentarios, por lo que tendrá que poner un contador de visitas para de alguna manera sentir a esa pequeña multitud que vibra con sus entregas.

Otras iniciativas en torno a dolencias que afectan a la familia, como enfermedades como el shu o la diabetes insípida, pueden constituirse sin duda en comunidades de gran valor para sus miembros, por la sensación de acogida que obtienen, de pertenencia incluso, y de traspaso de conocimiento y experiencia.

Internet está siendo un medio de mínima fricción, donde la coordinación de personas puede darse como nunca antes en la historia, gracias a herramientas como los blogs, los foros, los mails, los chats, que puestos de distintas maneras unos y otros, permitirán explorar la potencia de las Comunidades ("conjuntos de personas vinculadas por características o intereses comunes") en una dimensión nunca antes vista.

Tendremos que desarrollar nuevas habilidades, tanto para subirnos al medio que son los blogs y la Internet, como de manejo, moderación, animación, eventualmente dirección, de estas agrupaciones de personas.

El impacto de este fenómeno de articulación de comunidades para las empresas es otra zona de desarrollo y exploración de insospechado horizonte.

El artículo de Enrique Dans sobre las Comunidades me encendió la luz sobre de que se trata todo esto de los blogs aparte de instrumento de construcción de identidad pública que vengo divulgando, que sin duda es parte de la parafernalia social que se nos viene.

5 comentarios:

Turrexita dijo...

Muy acertado tu post.
Estoy de acuerdo, muchos de nosotros esperan visitas y comentarios en cuanto a lo que escribimos.
Realmente será porque queremos ser valorados?
Mmmm, no te niego que me gustan los comentarios, pero hoy en día entre en una cosa de presión por la gente que me visita. Ja, quien entiende, son las ironía de la vida.

Insisto buen análisis el que hiciste, creo también que a través de los blog se van formando grupos según lo que le gusta leer a cada persona.

Saludos navideños

Pilar dijo...

Gabriel:
Me encantó tu post. Me encantaría que surgiera una comunidad a partir de nuestras notas... Nosotros ya nos juntamos una vez... y fue una gran experiencia. Todos diferentes... desconocidos... y ¡amigos! Al menos eso sentí... que fue el primer paso de algo que nos dejó un rico gusto, que nos entrelazó... nos dejó con ganas de más. Por mientras, seguimos conociéndonos, comentándonos... y espero en marzo nos volvamos a reunir. A lo mejor algunos se querrán agregar...
Gracias por tí y tus empujoncitos... ya han tenido frutos.
Un abrazo de navidad.

julio martinich dijo...

Lo de las comunidades al parecer se viene en serio...

Andrea Brandes dijo...

Gabriel
las comunidades se van a organizar por nichos de interés. Creo que se pueden dar comunidades afectivas y comunidades temàticas. El grupo que tu has formado es diverso pero ha desarrollado una simpatía tácita, a partir de edades relativamente similares (salvo un par de "guaguas" como Felipe Bunster y la Carola falmenca), y de experiencias de vida bastante màs parecidas de lo que nosotros mismos admitimos. Pienso que con el tiempo nos vamos a agrupar tambièn en torno a nuestros intereses específicos. Lo de los liderazgos virtuales, se irá dando..yo vislumbro a varios que tienen pasta.
Cariños

Enrique dijo...

Interesante entrada, Gabriel, me alegro de que te haya inspirado mi modesta columnita. En efecto, yo creo que es una cuestión de desarrollar comunidades, y que cada persona estará metida en todas las que buenamente quiera mantener. Tendremos presencia en páginas (blogs, foros, etc.) que resuman nuestros intereses vitales, tendremos páginas en las que se reunan nuestros amigos y la gente que se sienta identificada con nuestros contenidos, viviremos vidas paralelas en páginas de juegos, entraremos en comunidades académicas cuando estemos estudiando, o profesionales en las empresas en que trabajemos... Toda nuestra vida pasará a tener un reflejo en la red, siempre que queramos y que sintamos que tenemos algo que ganar con ello.

Saludos transoceánicos!!!